11 de septiembre de 2016

De cómo empecé a usar DUOLINGO

Me encantan los idiomas. Desde chica, hice inglés y en la secundaria tuve la oportunidad de empezar francés en el colegio totalmente gratis. Después, incorporé italiano, también en el colegio. Aclaro que toda mi vida fui a una escuela pública que depende de una universidad nacional.
Después, seguí deambulando por estos tres idiomas en la universidad.
La práctica hace al maestro, dicen. Y concuerdo. No queda otra que practicar una y otra vez, estar "expuesto" al idioma para poder nutrirse de vocabulario.

Va a sonar a publicidad pero en todo caso, realmente la merece. Duolingo es una página/aplicación/programa maravilloso que te permite aprender y practicar de manera dinámica distintos idiomas y de manera gratuita. ¿Qué más se puede pedir? Podés acceder desde donde sea que estés, practicar por el tiempo que desees, y además, es entretenido.

En mi caso, la empecé a usar para practicar inglés, italiano y francés, estos dos últimos en un nivel básico por tenerlos más olvidados. El inglés en cambio, además de resultarme más sencillo, lo practico todo el tiempo al ver películas y series subtituladas.

Sé que hay otras páginas similares, y seguramente en algún momento comience a usarlas como para reforzar o algo así, pero hasta ahora Duolingo viene siendo como un primer amor.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Exprese, comente y luego haga click.