2 de mayo de 2012

de cómo es la vida estudiantil en la cocina

De manera escueta puedo decir que mi vida últimamente se basa en fotocopias kilométricas que no terminan nunca, la vista cansada y renovada gracias a gotitas para los ojos y el culo cuadrado que ya no encuentra posición cómoda en la silla.
Camino mucho y maquino demasiado.
Un pote de dulce de leche y galletitas dulces (masitas)
Arroz, fideos, latas de arvejas y choclo, como para darle onda a los platos. Algunas cebollas, mandarinas, manzanas y zanahorias.
Las sopitas Quick Knorr que son la expresión burguesa de la sopa, con su aclaración "para antes de estudiar, mientras chequeas los mails, etc"
Lo que si esquivo es la polenta. Hace dos meses que tengo un paquete mirandome con cara de: - para cuándo? - Es un engaño pichanga esa comida. No sé en qué estaba pensando cuando la metí en el carrito de las compras.
La pizza es mi predilecta, no me cansa nunca, sin olvidar las empanadas que son un gustito cada tanto cuando ya no sé qué inventar en la cocina.
Aún no sé hacer un omelette decente.
Y deliro por las lentejas como las prepara mi vieja (si no las comes, las dejas...)


p.d: me fui pero volví, siempre vuelvo a mi primer amor bloggero.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Exprese, comente y luego haga click.