10 de noviembre de 2011

Finalmente final

un 7, chicos. Esta mediocridad que no se quita! (adaptando el pensamiento de Homero Simpson al día de hoy) No estoy feliz de haber aprobado sino más bien disconforme y enojada conmigo misma por no haber dado una mejor exposición. Me traicionaron los nervios es la excusa más del orto que pueda haber.
No daba para decir "te juro que es la primera vez que me pasa" porque hubiera sido fácilmente sacado de contexto y porque toda situación de examen te pone en estado crítico. Para colmo nada peor que te diga "bueno, hablá...no te pongas nerviosa". Claro, si es una joda bárbara.
A todos les pasa aunque alguna vez. Pero de ahí a quedarme completamente en silencio y pensando "uh esto no me sale", "qué digo?", "tirame una punta, algo!", "me quiero morir", "por favor si estás ahí Dios hace que la tierra se abra y caiga en su interior".
Horrible y ojalá no te pase que te llamen entre los primeros, que no termines de repasar y que encima de todo, te tome el titular. Igualmente el mal trago ya pasó y tratando de ver el lado positivo, podría haber sido peor si por ejemplo, salía corriendo y agitando los brazos.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Exprese, comente y luego haga click.