2 de diciembre de 2012

Suponiendo que...

Estás estudiando cuando de repente cualquier otra cosa resulta más interesante. Es obvio. Desde una mosca que entra por la ventana, hace un revoloteo y se va, hasta ponerse a indagar sobre series nuevas o con cuáles estás atrasado, pasando también por "cosas que quiero hacer cuando termine de rendir". Entre las series que vengo viendo, estoy casi al día con The Walking Dead.
Justamente por eso
hace un rato empecé a pensar qué pasaría si se diese de una vez, un ataque zombie, apocalipsis humano total, devastador. Los que se transforman en muertos que por algún motivo, siguen vivos o al menos se mueven, siempre pero siempre están re contra hambrientos. No tiene sentido pero siempre van a querer morfarte. Ponele que te salvás de haberte infectado del virus de la mutinacional en la que explotó todo al carajo y se esparció algo para lo cual NO hay cura (en general ese es el argumento de todas las pelis de zombies) y estás sobreviviendo. Tenés que escapar y conseguir algún refugio seguro para que no te termine comiendo una horda enfurecida. Además necesitás armas, de cualquier tipo para defenderte, como armas de fuego (en algún momento se terminan los cartuchos y balas) palos, arco y flecha (tardás mucho en recargar y necesitás mucha práctica), lanzallamas (¡aunque capaz te persigan y prendidos fuego!) incluso un extintor, lo que sea. Y provisiones, siempre hacen falta provisiones aunque lo último que pienses en una situación de semejante estrés sea comer, en algún momento tenés que recargar energías o algo así. También necesitás dormir.


Es casi como cuando tenés que preparar exámenes. Necesitás comer y dormir, y estudiar y aprovisionarte de armas (conocimiento) para defenderte de la amenaza (el exámen, el profesor, los otros)
Sí, a mi cerebro le encanta entretenerse con cualquier cosa, sobre todo cuando falta poco para rendir y la vagancia quiere volverse constante.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Exprese, comente y luego haga click.