28 de noviembre de 2011

Curar en vez de prevenir, esa es la cuestión

Después de una ausencia de 10 días del mundo virtual, vuelvo para escribir aunque sea algo chiquito para que sepan que sigo respirando.
Tuve una semana verdaderamente ocupada con mucha playa de por medio (los beneficios de vivir en la costa atlántica)
Otra vez más me quemo por no usar protector solar sabiendo lo mal que hace, todo por pensar bueno en un ratito vuelvo. Claro, cuando llegué a casa me quise morir al darme cuenta que mis piernas estaban hechas dos palitos de la selva (caramelos mitad blanco mitad rosa) instantáneo ataqué todas las cremas disponibles y me re puteé por haber sido tan pava. Eso me hizo darme cuenta que hay cosas de las que no aprendemos. Pareciera que tenemos que tropezarnos una y otra vez con las mismas piedras y que aún no son suficientes. También pensé qué difícil resulta, al menos en apariencia, la cuestión de prevenir en vez de curar, de protegerse y de anticiparse a los hechos. Sí, todo esto lo pensé a raíz de haberme quemado por estar al sol. Empecé a agregar cosas a la lista como en vez de empezar el gimnasio en marzo, arrancar en esta época cuando ya tenemos el verano pisándonos los talones y somos conscientes que no vamos a llegar espléndidos (por más que no sea esa la finalidad primordial de hacer ejercicio) otro ejemplo clarito es no estudiar con tiempo para los exámenes y terminar sin dormir la última noche sabiendo que no es para nada lo recomendable porque llegás muerto y cuesta recuperarse de semejante desequilibrio biológico y ni hablar con llegar tarde por no levantarse un rato antes que te llena de malhumor y te obliga a salir a las corridas.
Para colmo ya terminando el año me lleno de ganas y expectativas para el próximo año, pensando que esta vez sí voy a modificar esas pequeñas malas costumbres. No digo que siga actuando igual cada año porque noto esos pequeños cambios que se van sumando, la cuestión es mantenerlos y sentirse bien con uno mismo, no? Al menos así lo creo y es lo que intento.

Y vos? Cuáles son las "piedras" que te hacen tropezar una y otra vez?



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Exprese, comente y luego haga click.