23 de agosto de 2011

Las cosas del Invierno

No me envidies pero tengo budín casero hecho por mi abuela. Es muy rico, sobre todo porque está hecho con amor (?) a eso sumale una taza con chocolate caliente o café con leche y ya me siento lista para morir como dice el dicho: "panza llena, corazón contento."
Me encanta esa sensación perfecta de otoño/invierno, cuando sentís que valió muchísimo la pena el frío volviendo a casa porque sabés que te espera una merienda así.
Para colmo este clima que se decide a largar la lluvia justo cuando estoy a mita de camino. Después de las correspondientes puteadas, me tapé lo más que pude y le metí pata para llegar. Agradezco haber podido sortear obstáculos como charcos, baldozas flojas, automovilistas imbéciles que no te dejan cruzar la calle o te salpican con el agua mugrienta de la calle y  los toldos que te engañan y te empapan antes que puedas esquivar el chorro de agua helada.
Más allá de estas quejas/anécdotas, me gusta el invierno. Bah, me gustan todas las estaciones, cada una tiene algo particular y digno de disfrutar.
Hoy, tenemos el frío, las tazas con infusiones calientes, las bufandas y gorros, las películas en casa, las cenas caseras, dormir con medias y los pulóveres.
Y si el invierno no te gusta, tranqui que en un mes llega la Primavera.

Denisa

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Exprese, comente y luego haga click.