27 de junio de 2011

Respirar es el truco



Hola mundo virtual! Hoy estoy bien y pienso: Qué bueno cerrar etapas!
Qué lindo crecer, mirar hacia atrás y darme cuenta que estoy mejor que nunca, que quisiera borrar ciertas cosas, por no decir muchas, del pasado, que me encantaría haberme equivocado menos, o no preguntarme "y qué hubiera pasado si..?"
De repente me di cuenta que me molesta demasiado haberme expuesto ante gente que realmente no valía la pena y me alegra haberme alejado de tanta basura que había a mi alrededor. No quiero inventar la expresión basura espiritual, porque eso debe sonar a autoayuda.
Después de mucho tiempo, demasiado podría decir, siento que vivo, que estoy viviendo como quiero, que soy felíz, que soy responsable de mis actos y que siempre hay solución o alguna manera para lidiar con los problemas, que a la distancia se ven demasiado chiquitos como para causar tanto sufrimiento.
Cambié los aspectos que me lastimaban, las personas que no me comprendían, los lugares que no me llenaban, las palabras que me dolían.
Me di cuenta que todo era cuestión de animarse, de empezar a transitar mi propio camino.
Soy consciente y siempre lo fui, que los amigos se cuentan con los dedos de una mano y que a pesar de que facebook o messenger digan que tenemos cierto número de amigos o contactos, yo sé bien quiénes son a quien puedo hacer doble clic en la ventana y decirle cómo me siento, o quién va a responder un mensaje de texto desesperado y va a venir a levantarme los ánimos y también compartir mis alegrías.
Aprendí también que mi vida la vivo por y para mí, y que lo que yo no haga o no logre, nadie lo va a hacer en mi lugar.
Es por eso que HOY me dedico finalmente a terminar etapas, momentos, hacer los cierres correspondientes a aquellas cosas del pasado que en ocasiones no me dejan dormir tranquila.
Como los antiguos griegos decían, la figura perfecta es un círculo...y cómo es? sin principio ni fin, una unidad, algo completo.
Así es como nosotros los seres humanitos creemos en lo más profundo de nuestro ser, conciencia, pensamiento - o como deseen llamarle - que deben ser las cosas.
Es eso lo que nos deja dormir en paz, evitarnos el insomnio, sonreír por una pluralidad de motivos, contar anécdotas reales y no ir por ahí odiando a medio mundo, y en parte odiándonos a nosotros mismos también.





Denisa

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Exprese, comente y luego haga click.