7 de julio de 2010

I'm leaving today...♫

Según blogger, esta sería la entrada 300, aunque tengo muchas dudas respecto a eso. Sobre todo por la cantidad de borradores que están ahi...pendientes, a la espera de su publicación, de su conclusión y su uso útil. Bah, útil, digamos más bien ese uso catártico que nos proveen las redes sociales y la internet. Eso. Es esta conversación con uno mismo y que ustedes -los que leen- espían y si se atreven y juntan ganas, comentan y opinan haciendo clic ahi abajo.
Ya perdí la cuenta de cuántas entradas borré, por los recuerdos, por los sinsentido, por no dañar a terceros, por intentar borrar el pasado pisado.
Tengo tantas ganas de escribir, de decir, de comentar, de hacer, de pedir, de intentar, que a veces siento que no alcanzan los dias ni las horas. Esto de estar aislada de la comunicación en esta nueva era, es algo complicado. Siempre está el papel y la birome, dispuestos a soportar todo lo que quiero decir, o lo que intento; a la espera de algún día, tal vez, ser traspasados a este borrador en blanco que, con suerte, será publicado.
A veces siento que es todo en vano, que nadie lo lee, que queda ahi...suspendido en el ciberespacio, solito y abandonado.
Supongo que el blog es en realidad para mi, para leerme un tiempo después, para acordarme de cómo me sentía esa vez, en ese periodo. A veces no sirve. A veces es sólo una molestia que está ahi picoteándome el cerebro, como la publicidad del pajarito en la cabeza, recordándome qué rápido pasa el tiempo y la cantidad de cosas que me pierdo por no estar lo suficientemente despierta.
Bien, ya perdi el hilo de lo que quería decir. Ah si, que me voy esta noche, que vuelvo a lo mio, a la soledad, al estudio, a la comida simple, a la gente de la facu que tiene la mejor onda, a las amistades, a las calles, a esa inmensidad rodeandome 24 horas.
Vuelvo con la tranquilidad de haber hecho lo que tenía ganas, estar en familia, no pelear, relajarme, dormir, volver a los discos y a los recuerdos lindos de todo tipo.
Quedan libros para llevarme y volver a leer, golosinas, películas y sobre todo, ropa limpia.
¡Qué lindo sentir que la vida te sonríe o al menos... que se vuelve más linda día a día!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Exprese, comente y luego haga click.