4 de enero de 2010

El primero de enero estaré donde no quiero ir.

Empezó el 2010, lo que me indica que se terminó todo ese año de sufrimiento y catarsis rutinarias. Ya no más.
Pienso eliminar todos los borradores que quedaron pendientes alguna vez y empezar de nuevo o casi.
Ya reinicié mi cabeza y ahora falta que esto sea el reflejo de los días por venir. Del futuro que ya es presente, de los cambios, de los traumas resueltos, de los miedos que desaparecen, del permitirme ser felíz de una vez por todas y de verdad.
Y sentirme suspendida en el aire.

you paralyze my mind and for that you suck!

gracias.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Exprese, comente y luego haga click.