26 de julio de 2007

Conclusión de Miércoles.

Hoy caminando por las calles céntricas de la ciudad, me di cuenta la cantidad de ejemplares y la fuerza que tiene esta (no sé si llamarla) revolución harrypotteriana que hay hace un par de años, y que con cada nuevo lanzamiento de película o video, o ambos dos al mismo tiempo (oh! casualidad!)
Reconozco que leí los libros, en séptimo grado y prestados. Me gustaron, tienen una ficción buena y despierta la imaginación y la violencia. Pero me quedé en el tercer libro, y la locura HP siguió más allá. De las pelis vi la uno y dos, prefiriendo como con todas las pelis, la original, hablada en inglés británico.
Me sentí reconfortada cuando vi que Liniers captó lo mismo y lo compara con el Conductismo de Pavlov. Lo que me recuerda que en breve tengo que ponerme a preparar ese bendito final.





Sólo una humilde opinión.

[!]

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Exprese, comente y luego haga click.