13 de marzo de 2007

Uni, second day

Hoy me costó un poco más despertarme, pero igual me levanté, me bañé, cambié y desayuné. La clase de hoy fue en el aula comedor, como conté ayer, y gracias a las indicaciones, llegué tranquila y sin problema. Me senté bastante adelante, y anoté todo bastante prolijo. Pero fue algo embolante, porque era una clase teórica y éramos alumnos de las tres carreras, creo.
Idas y venidas para ver cómo carajo inscribirme en las materias (porque estoy en cursado paralelo, es decir que estoy en dos carreras) y al final se pospuso para mañana o la próxima semana.
Mi hermano ya me encargó unos trámites universitarios que mañana serán resueltos.
Por lo pronto, sigo bien. Por ahora una semana light, porque no tenemos las clases prácticas.
Tengo que terminar de ver cómo se acomoda el horario, porque hay unos baches que no me gustan nada. Hay dos extremos bien marcados, o todo junto que no podés ni comer, o un espacio grande donde estás al pedo. Pero es como todo, uno se acomoda y se acostumbra.
Por otro lado, un par de enojos e idioteces que la gente hace y que a una la sorprende. Es feo ver que alguien se equivoca y no se da cuenta. Quizás yo también me equivoque, y mucho, pero trato de enmendar mis errores y no crear una pantalla de algo que no es. Eso es lo que a veces nos juega en contra, el tema de la sinceridad.
Igual no voy a ocupar más espacio, por ahora, hablando de eso.
Volviendo al tema Universidad, me di cuenta que es un mundo paralelo, y está bárbaro.



MENSAJE PARROQUIAL:

Sigo debiendo el escrito del día de la mujer, y ya me empiezan a preguntar. Lo estoy elaborando, en mi cabeza, y en breve estará en la zona virtual.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Exprese, comente y luego haga click.