14 de noviembre de 2006

sin importancia

Bueno, entro al blog y empiezo a mirar la pantalla blanca y vacía, pienso qué puedo escribir, algo interesante, aunque nadie lo vaya a leer.
Estoy pensando seriamente en convertir este espacio electrónico en algo asi como un diario personal, porque al fin y al cabo, a veces es lindo recordar y a veces no tanto.
No sé por qué, pero siento que no encuentro la suficiente inspiración o creo que no tengo demasiadas cosas buenas por decir, otras tantas me olvido, o a veces simplemente se me van las ganas.
Cada día que pasa soy más consciente de la falta de memoria que tengo, o no sé si sea eso, pero detesto darme cuenta que no recordé hacer algo o me perdí algún programa buenísimo, y ni hablar de los recitales. Y dejar todo para después, es uno de los defectos que más detesto de mi persona. Porque después me pongo de mal humor y me repito mil veces que no voy a volver a hacer lo mismo, que necesito aprender a organizar mejor mi tiempo, para no sentirme al borde de la asfixia cada vez que se acerca esta época de cantidades de cosas para hacer, pruebas, trabajos práticos, fotocopias kilométricas para leer, subrayar y comprender.
Lo bueno es tener esa sensación de tener tres pulmones una vez que terminaste de hacer todo y tenés esa paz interior que no tiene comparación alguna. paz. mucha paz. Así es como quiero sentirme, creo que realmente necesito desconectarme de todo lo que me rodea y todo
lo que enferma
.
Por lo pronto, espero disfrutar de la mejor manera el tiempo que queda de secundaria y hacer todo el esfuerzo posible para no llevarme ninguna materia y poder empezar cuanto antes las tan deseadas vacaciones!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Exprese, comente y luego haga click.