30 de octubre de 2006

Sensación

De repente, nos encontramos, una casualidad o quizás esa extraña fuerza que posee el destino, qué se yo.
A veces creo que existen esas cosas del Universo, cosas premeditadas, pero que nosotros, los humanos, ignoramos por completo.
Un montón de nada que se acumula en mi cabeza, mientras mis ojos conciben tu imágen corpórea que se acerca, o pierde distancia.
Otra vez ese choque eléctrico que me recorre la espalda y se expande desde la nuca hasta la punta de los pies, recorriendo manos y estómago.
Acto seguido, un intenso calor agolpa mi rostro, ruborizando mis mejillas e inhibiendo mis ojos que quieren y no pueden mirarte, se reprimen por miedo a encontrarte y perderse en un mar de sensaciones.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Exprese, comente y luego haga click.