9 de octubre de 2006

lunes, otra vez

Aunque no haya sido un día como cualquier otro, es lunes y una nueva semana que empezó.
Para empezar con mi mal humor post despertar, me quedé con el desayuno por la mitad, y me fui escuchando unos temitas de Leo.
Me encontré con una sorpresa, no había nadie de prefectura para revisar bolsos, mochilas y carteras. Exacto. Nadie. Nomás el guardia canoso de seguridad, y algunos alumnos irresponsables como yo, que llegaban sobre la hora.
Llegar al colegio y entrar al curso otra vez, cómo me agota la rutina diaria.
Todo para que la preceptora me diga que teníamos dos horas libres! y yo obviamente pensando en los momentos placenteros de sueño, pero supe aprovechar la hora, y el adelanto de horas libres.
Al final ciento veinte minutos de economía y a casa.
Claro, volvi al ratito, a despedir a mi mejor amiga por su viaje de egresados.
El resto fue muy extenso, entre la clase de gimnasia, inglés y por fin, esos nervios de llegar a la universidad, y empezar a conocer el movimiento estudiantil.
Una buena experiencia.
Asi que sigo con este estado de paz, felicidad, o lo que sea que sea.
Con las revoluciones por el piso, mejor me voy a descansar.

este posteo estuvo más aburrido que una clase de matemática en alemán.
uff, te imaginás?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Exprese, comente y luego haga click.