19 de marzo de 2006

Domingo Híbrido

Otro domingo deprimente que se suma a la extensa lista. Detesto que haya sol y estar tan gris por dentro que no siento siquiera mínimas ganas de salir a la vereda, ni a caminar, ni encontrarme con absolutamente nadie.
Los días asi, son ideales para quedarme en mi habitación leyendo la pila de libros pendientes, repasar ciertos conocimientos, explotar mi creatividad, empacharme de mi música (el único placer en mi, además de mi soledad) y sobre todo, meditar conmigo misma. Aunque eso haga que me deprima en la mayoría de los casos porque empiezo a plantearme determinadas cuestiones filosóficas con respecto a mi ser y el entorno que me rodea.
Este texto no pretende ser demasiado expresivo, no sé bien qué es realmente lo que pretende decir. Sólo sé que en mi espacio no siempre logro ese efecto que busco.
Existe una gran diferencia entre los seres; aquellos que denomino "gente" y aquellos seres pensantes privilegiados que logran separarse del montón, a los que denomino persona.
Pero ese será tema para algún futuro texto.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Exprese, comente y luego haga click.